Noticia Sobre La Noticia

esta esla fotoEscribo con asombro ante la última carta del rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez. En ella, el sucesor de Andrés Bello sostiene que “es razonable y necesario que las universidades privadas que reciben recursos estatales también entreguen la misma información que las estatales”.

Dichas palabras serían recibidas con enorme orgullo del rector de la principal universidad de nuestro país si no fuera él mismo quien lleva más de dos años negándose a aplicar la Ley de Transparencia en la universidad, recurriendo a cuanta instancia jurisdiccional existe con tal de dilatar el cumplimiento de los fallos unánimes que han condenado su gestión por falta de transparencia.

Lamento mucho el doble discurso del rector Pérez, el mismo que exige financiamiento estatal pero que se niega a mostrar en qué lo gasta.

Quizá esté olvidando que antes de mirar la paja en el ojo ajeno debe ver la enorme viga que tiene en el propio.